GK Game News - шаблон joomla Продвижение
Menu

 

A+ A A-

Las comunidades indígenas y los primeros asentamientos de colonos fueron visitados y atendidos por Misioneros Religiosos (Franciscanos y Jesuitas) provenientes de Popayán y Neiva. Debemos aclarar que los primeros religiosos que penetraron al Caquetá no fueron los Jesuitas, como se cree, sino los Franciscanos, quienes dirigían desde Quito y trabajaron en la región casi dos siglos. Uno de los precursores de las misiones en el Caquetá fue Fray María de San José – Franciscano quien partió de Pasto en 1696 dispuesto a conquistar a los "Andaquíes, Yaguanongas y Churubaes" Fray vagó por la selva 14 años y sólo obtuvo sinsabores. En la primera mitad del S. XVIII otros misioneros realizaron visitas de las cuales tampoco se extrajo beneficio alguno.

Pero en 1759 las Misiones del Caquetá recibieron un gran impulso pues por la Real Cédula del 5 de Mayo encargaron expresamente a los Franciscanos las misiones en territorio Andakí.

En 1800 se retiró del pueblo Andakí de Piacuntí el religioso que lo asistía y en 1801 hizo lo mismo el que residía en el río Hacha; estos retiros significaron la conclusión de las misiones Franciscanas en el Caquetá. El 20 de Diciembre de 1904, la Santa Sede erigió la Prefectura Apostólica del Caquetá y la confió a la Orden de los Capuchinos. La prefectura abarcaba un inmenso territorio del cual formaba parte lo que hoy son los departamentos del Caquetá, Putumayo y Amazonas. El primer y único Prefecto Apostólico fue el Padre Fidel de Montclar quien se ubicó en Sibundoy y fijó allí la Sede de la Prefectura Apostólica del Caquetá y Putumayo.

Después de 24 años de actividad misionera, renunció en mayo de 1929. La Prefectura fue elevada a la condición de VICARIATO APOSTÓLICO, el 31 de Mayo de 1930 por el Papa Pío XI. Como primer Vicario fue encargado Mons. Gaspar de Monconill quien trabajaba ya en la región desde 1914. El segundo Vicario fue Mons. Plácido Crous. El 8 de Febrero de 1951 la Santa Sede erige el Vicariato Apostólico de Florencia con el territorio de la recién creada Intendencia del Caquetá (1950) y las Jurisdicciones de Puerto Leguízamo y la Tagua, sectores del Putumayo que en ese entonces pertenecían al Caquetá. En el mismo decreto se le confió a los Misioneros de la Consolata el Vicariato.

La acción de evangelización de los Padres de la Consolata llegó a muchos rincones de esta vasta zona y se proyectó de manera especial en la pastoral educativa fundando escuelas en todos los sitios donde se asentaban.

La Bula "Quo expeditius" del 9 de diciembre de 1985, erigió la Diócesis de Florencia y señala los municipios, corregimientos e inspecciones que integran a la nueva jurisdicción, eleva al grado y dignidad de Catedral el templo de Nuestra Señora de Lourdes y precisa los demás aspectos de la Diócesis.

La sucesión de los Obispos es la siguiente:

Antonio Maria Torasso

Mons. Antonio María Torasso
Organizó las primeras Parroquias en Florencia, Belén, San Vicente.

Ángel Cuniberti

Mons. Angel Cuniberti
Tuvo a su cargo la administración de la educación hasta 1976. Creó el centro indigenista y programas de educación. Fundó el Seminario Menor, el Centro Piloto de Educación Especial y el Monasterio Divino Redentor, entre otras obras.

José Luis Serna

Mons. José Luis Serna Alzate
Dio impulso a nuevas parroquias. Creó la Emisora Armonías del Caquetá. Promovió la creación de la Diócesis de Florencia.

Fabian Marulanda

Mons. Fabián Marulanda López:
Sus principales realizaciones son: organización en Florencia del Movimiento Encuentro Matrimonial, fundación del Centro de Pastoral Familiar, adquisición de nuevo equipo de transmisión para la Emisora Diocesana, creación de la Oficina de Comunicaciones, ordenación de los primeros diáconos permanentes.

Jorge Alberto Ossa

Mons. Jorge Alberto Ossa Soto.
Ha continuado la tarea de modernización tecnológica de la Emisora Diocesana, fundó los restaurantes parroquiales para niños pobres y ancianos, creó el Voluntariado de Amor y ha dinamizado la presencia de la Iglesia en el campo de la Educación asumiendo contratación para educación en sectores rurales apartados.

Suscribirse

Manténgase en sintonía con nuestras últimas noticias!

Donaciones

Donaciones para la Evangelización
N° de Cuenta: 500-06625-3 Banco Occidente
En verdad les digo que cuanto hagan por estos hermanos más pequeños, conmigo lo hacen.

Usuario